MANUAL PARA EL ENTRENADOR

 

Manual Para El Entrenador
 
ANÁLISIS Y DESARROLLO DE HABILIDADES
OBJETIVO
Reconocer los pasos para la observación de habilidades y los aspectos que determinan
el aprendizaje de habilidades, así como la metodología para la enseñanza de las
mismas.
INSTRUCCIONES:
Lea y analice cuidadosamente cada uno de los puntos que aborda el presente capítulo,
con la finalidad de que al término del mismo usted sea capaz de observar habilidades:
?????? Identificar el propósito del análisis de habilidades
?????? Dividir la habilidad en fases
?????? Identificar los elementos clave de la habilidad
?????? Desarrollar el plan de observación
?????? Comprender las condiciones adecuadas para el aprendizaje
?????? Aplicar los principios de la enseñanza de habilidades
?????? Emplear los ejercicios apropiados para que los participantes entrenen
3.1 INTRODUCCIÓN
El análisis de las habilidades es una habilidad en sí misma la cual se debe de dominar,
si se quiere ayudar a los participantes a desarrollarlas al máximo. En general, su
análisis es un proceso que se refiere a cierto tipo de comprensión de habilidades físicas
y a la aplicación de esa comprensión en el rendimiento de los participantes.
El proceso en general para analizar habilidades tiene tres pasos distintos:
Descubrir cómo los participantes las desempeñan realmente
Determinar cómo podrían desarrollarlas
Usar este conocimiento para detectar y corregir errores en el desempeño,
ayudando a los participantes a mejorarlas
Entender el proceso de aprendizaje
Desarrollar un proceso efectivo de enseñanza
Implementar los ejercicios apropiados para que los participantes entrenen
3.2 OBSERVACIÓN
Para observar bien las habilidades, usted necesita saber qué” observar y “cómo”.
Además, usted necesita saber estas cosas antes de ver el desempeño de habilidades,
de esa manera, usted se puede enfocar totalmente en la observación.
Esto se realiza mejor en dos etapas: La etapa de preobservación y la etapa de
observación.
ETAPA 1: La preobservación*
Consiste en el seguimiento de cuatro pasos:
Identificar el propósito de la habilidad.
Dividir la habilidad en fases.
Identificar los elementos clave en cada fase.
Desarrollar un plan de observación.
Paso 1: Identificar el propósito de la habilidad.
Se tienen diversos propósitos: Anotar, ganar cierta ventaja, dar en el blanco, etcétera.
Conocer el propósito es una de las claves para observar las habilidades - le ayuda a
conocer en qué parte se debe enfocar -.
Paso 2: División de la habilidad en fases.
En general se puede dividir en cinco fases:
Movimientos preliminares.
Movimientos de balanceo y recuperación.
Movimientos para producir fuerza.
El instante crítico.
La ejecución final o seguimiento.
Movimientos preliminares: Son los que desempeñan los participantes para
prepararse. Estos usualmente incluyen trabajo de pies y movimientos de
posicionamiento corporal.
Movimiento de balanceo y/o recuperación-preparación: Son los que realizan los
participantes justo antes de ejecutar y que producen fuerza. Por ejemplo, el movimiento
del brazo hacia atrás al lanzar la pelota
Movimientos para producir fuerza: Son los que ejecutan los participantes para
generar un impacto o propulsión, por ejemplo, el trasladar el peso del cuerpo de la
pierna trasera a la frontal al efectuar un swing.
Estos movimientos frecuentemente ocurren tan rápido que son difíciles de seguir. Es
mejor primero conseguir una impresión general y después enfocarse en las partes
específicas del cuerpo.
El instante crítico: Es el punto que determina la efectividad de la habilidad. El instante
de lanzar una bola de béisbol. El momento del contacto del bat con la pelota.
Idealmente, los participantes aplican la cantidad correcta de fuerza, en la posición y con
la mecánica adecuada, en el instante crítico.
Los participantes no pueden hacer nada en el instante crítico que altere la efectividad;
en cambio, deben hacer los cambios antes del instante crítico. En suma, a esta parte de
la habilidad se le llama “instante crítico”, pero la parte más significativa de la habilidad
es la fase para producir fuerza.
Es frecuentemente difícil ver el instante crítico porque pasa muy rápido. Sin embargo,
esto es posible teniendo una buena comprensión de la habilidad, observando desde
diversos ángulos y utilizando asistencias visuales como videos, fotografías y todo lo que
haga más fácil enfocar adecuadamente el instante crítico.
La ejecución final o seguimiento: Se refiere a los movimientos corporales que
ocurren después del instante crítico. Esta parte de la habilidad es muy importante,
disminuye gradualmente el movimiento del cuerpo y ayuda a prevenir lesiones. (Followthrough)
Observar los movimientos que ocurren durante la ejecución final o seguimiento
ocasionalmente puede proveer información acerca del instante crítico.
Paso 3: Identificación de los elementos clave.
Son los detalles de las habilidades que afectan el resultado final. Estos frecuentemente
son alejados del resultado final. Por ejemplo: la técnica del movimiento de los pies de
un fildeador al arrancar por un fly hacia atrás de el, no se nota tanto como su atrapada,
pero los elementos clave de arranque, juegan el papel mas importante en la
determinación de la atrapada.
Paso 4: Desarrollo de un plan de observación.
El plan es aquel que cubre el cómo, cuándo y dónde observar. El desarrollarlo es
esencial para observar perfectamente las habilidades (si usted está tratando de ver
todo, puede acabar viendo nada)
El desarrollo de un plan de observación, consiste en hacer lo siguiente:
Decidir qué elementos clave va a observar.
Escoger las estrategias de reconocimiento.
Seleccionar su posición.
Decidir el número de observaciones.
Los elementos clave que usted decida observar deben estar relacionados con las
metas principales del entrenamiento. Por ejemplo, si quiere ayudar a sus pitchers a
mejorar la acción de su caída, usted debe de seleccionar solo los elementos clave que
precedan a dicha caída.
Estrategias de reconocimiento. Están diseñadas para ayudarlo a hacer lo siguiente:
Decidir cómo observar mejor los elementos clave.
Decidir en qué partes del cuerpo o del medio ambiente debe enfocarse.
Determinar qué elementos clave necesita observar al mismo tiempo.
Su posición, desde donde observa a los atletas, es una de las claves de una buena
observación. Después de todo, usted necesita estar en el momento adecuado, en el
lugar adecuado y ver las cosas correctas.
La mejor posición para observar, varía de habilidad a habilidad y de elementos clave a
elementos clave. Los siguientes consejos, le ayudarán a escoger mejor su posición:
Intente colocarse en un ángulo correcto que esté en el plano de movimiento del
participante (esto le dará el mejor punto de observación).
Muévase a diferentes posiciones mientras observa la habilidad (las diferentes
posiciones le darán diferente información).
Ubíquese lo suficientemente lejos del participante como para prever problemas
asociados con la velocidad a la que se mueve dentro de su campo de visión.
Ubíquese en el lado opuesto del punto medio de la distancia a recorrer y lo
suficientemente lejos como para ver el movimiento completo cuando éste cubra
una distancia relativamente larga.
Manténgase lo suficientemente cerca de los participantes si quiere enfocar las
fases individuales de la habilidad.
Escoja puntos con líneas de referencia verticales u horizontales si la orientación es
importante.
Colóquese adelante de las áreas ocupadas o con tráfico, es decir, que estas áreas
queden atrás de usted.
El número exacto de observaciones depende de la habilidad en cuestión. Idealmente,
usted debe observar a los participantes tantas veces como se necesite para conseguir
la información necesaria.
 
 
Nota: En algunas situaciones puede ser imposible observar a los participantes varias veces, en estos
casos es especialmente importante desarrollar su plan de observación hasta el último detalle.
ETAPA 2: La etapa de observación.
En la etapa de observación usted lleva a cabo los pasos separados que conforman su
plan de observación. En particular, para cada uno de los elementos clave que usted
haya decidido observar, necesita hacer lo siguiente:
Implemente un reconocimiento adecuado a la estrategia o estrategias.
Tome la posición adecuada.
Haga el número de observaciones especificadas en su plan de observación.
Para revisar bien estos pasos, necesita estar completamente familiarizado con las fases
de la habilidad en cuestión y sus elementos clave. Antes de empezar la etapa de
observación, asegúrese de que haya asimilado estas fases completamente.
Reconociendo las distracciones potenciales, debe poder minimizarlas o eliminarlas.
Intensidad y tamaño (mientras más grande e intenso sea un objeto, mayor será su
propensión a atraer su atención); por ejemplo, los objetos grandes cercanos a los
participantes que está observando pueden atraer su atención y hacer más difícil
para usted concentrarse en enfocar el desempeño.
Contraste. (los objetos cuyo color contrastan severamente con lo que usted está
tratando de observar, le distraen de la tarea que tiene en ese momento)
Movimiento (él atrae la atención) para enfocar bien un cuerpo u objeto, necesita no
distraerse con otros cuerpos u objetos.
El ambiente puede afectar su habilidad de concentrarse en movimientos
específicos del cuerpo.
Distracciones internas (sus propios sentimientos, la tensión por la competencia, la
motivación, etcétera) pueden distraerlo y limitar sus habilidades de observación.
3.3 APRENDIZAJE
El aprendizaje consiste principalmente en la apropiación del conocimiento e
información, considerando además, procesos de adaptación motriz en el caso de las
habilidades de los atletas. Este proceso se divide en 4 pasos:
Obtener información de una habilidad o movimiento.
Tomar decisiones acerca de cómo desempeñar una habilidad o movimiento.
Desempeñar la habilidad o movimiento.
Evaluar el desempeño de la habilidad o movimiento.
Cuando la gente está aprendiendo las habilidades, difícilmente las realiza bien la
primera vez. La razón principal es que el proceso de aprendizaje tiene ciertas
limitaciones. Las que usted necesita conocer y entender.
Es también importante tomar en cuenta los estilos de aprendizaje de los participantes.
Algunos pueden aprender simplemente escuchando, otros necesitan ver la habilidad y
hay quien necesita experimentarla. Tome algún tiempo para encontrar cuál es la
manera de aprendizaje individual de cada participante y use esta información para su
entrenamiento.
Limitaciones en la obtención de información.
Las principales limitaciones al obtener información son: la elección correcta del objeto
de atención y las limitaciones de la memoria a corto plazo.
La elección correcta del objeto de atención.
Nadie puede manejar toda la información proporcionada en una situación determinada
(es mucha información para manejar) como resultado, la gente aprende a usar su
atención selectiva (escoge la información que piensa que le puede ser útil).
La información que los participantes seleccionarán depende de su experiencia. Los
participantes más experimentados saben en qué enfocarse y qué ignorar. Los menos
experimentados no saben en qué enfocarse y por eso tratan de poner atención en todo.
Es importante tomar en cuenta “la elección correcta del objeto de atención” dentro de su
entrenamiento. Dar instrucciones claras, explícitas y breves, así como provistas
solamente de la información específica y relevante.
Las limitaciones de memoria a corto plazo.
La memoria a corto plazo se refiere al almacenamiento de la memoria más reciente.
La memoria a corto plazo puede manejar aproximadamente 5 ideas a la vez y la
información se pierde cuando nueva información llega al paso del tiempo.
La información permanece en la memoria del estudiante entre 20 y 30 segundos, pero
aún necesita la oportunidad de involucrarse inmediatamente con lo que acaba de oír o
lo empezará a olvidar en este mismo lapso.
Debido a estas limitaciones es importante presentar información de manera concisa y
aceptar que los participantes siempre olvidarán algo de lo que usted les enseñó. Para
seleccionar los elementos más críticos de su mensaje, enfoque solamente 3 o 4 de
ellos y presente esos elementos concretamente y dé la oportunidad de que los
practiquen inmediatamente (antes de 20 segundos)
Las limitaciones en la toma de decisiones.
La mayor limitación en la toma de decisiones es la indecisión (la gente nunca tiene toda
la información acerca de una situación y por eso nunca está absolutamente segura de
qué hacer, cuándo hacerlo, dónde estar, etcétera). Esta indecisión retarda el proceso
de toma de decisiones y consecuentemente el tiempo de respuesta de los participantes.
Las limitaciones en el desempeño.
Las limitaciones principales en el desempeño de habilidades son: condición física,
etapa de desarrollo y motivación de los participantes. Usted puede ayudarlos en estos
aspectos haciendo lo siguiente:
Animándolos a entrenar más, si la habilidad es el factor de la limitación.
Ayudarlos a desarrollar más la fuerza, movilidad, etcétera, si la condición física es
el factor de la limitación.
Asegúrese de que las tareas sean adecuadas para su etapa de desarrollo motriz y
emocional.
Esté alerta por si existen problemas de motivación.
Las limitaciones en la evaluación del desempeño.
La principal limitación en la evaluación del desempeño es la habilidad individual del
participante para sentir la experiencia. Es importante ayudar a los participantes a
desarrollar la sensación del movimiento correcto. De esta manera podrán empezar a
experimentar el cambio de un control externo a su propio control interno.
Una limitación secundaria en la evaluación del desempeño es su habilidad para dar a
los participantes y recibir de ellos retroalimentación.
La limitación como fuente de errores en el desempeño.
Es importante notar que cada limitación puede ser un error o una razón para
equivocarse en el desempeño. Como resultado usted necesita determinar rápidamente
la causa de un error. Para que el remedio pueda ser apropiado y específico. Por
ejemplo, si un joven beisbolista tira bien, pero a la base equivocada, usted debe saber
reconocer que la toma de decisión es el problema y debe sugerir ejercicios apropiados.
3.4 ENSEÑANZA
El entrenar es una forma de enseñanza, después de todo el entrenamiento ayuda a los
participantes a adquirir conocimientos, aprender habilidades físicas y desarrollar
tácticas y estrategias.
La enseñanza de habilidades puede ser vista como una cadena de eventos. Y hay
cinco eslabones o lineamientos en esta cadena:
Eslabón 1: escoger la habilidad que usted va a enseñar (identificando qué es lo que
quiere que los participantes aprendan).
Eslabón 2: planear las explicaciones y las demostraciones (decidiendo qué decir y
cómo presentarlo).
Eslabón 3: planear la manera en que los participantes practicarán la habilidad
(decidiendo cómo organizarlos para el entrenamiento).
Eslabón 4: proveerlos de retroalimentación durante la práctica (haciendo
observaciones positivas y constructivas).
Eslabón 5: usar la voz y el movimiento corporal para obtener mejores resultados
(reconociendo que la manera en que usted enseña, es tan importante como lo que
usted dice).
A continuación se presenta el desarrollo de cada aspecto:
Eslabón 1: Escoja la habilidad que va a enseñar.
Las habilidades que usted decida enseñar a los participantes deben ajustarse a su
etapa de aprendizaje, crecimiento y desarrollo.
Eslabón 2:* Planificación de la explicación y la demostración.
La planificación de las explicaciones y las demostraciones es un proceso de 7 pasos.
Paso 1. Escribir la razón por la cual la habilidad es importante.
Paso 2. Escoger de 2 a 5 puntos de enseñanza y acompañarlos con palabras y
frases clave.
Paso 3. Decidir si alguna herramienta auxiliar de enseñanza ayudaría.
Paso 4. Escoger la forma más efectiva de acomodar a los participantes durante las
instrucciones teóricas.
Paso 5. Decidir lo que sus participantes deben de ver y desde dónde deben
hacerlo
Paso 6. Decidir quién demostrará la habilidad.
Paso 7. Preguntarle a los participantes si tienen alguna duda.
Paso 1: Escriba la razón por la cual la habilidad es importante.
El primer paso para la planificación de la explicación y la demostración es dar nombre a
la habilidad. Escriba breve y simplemente la manera en que la habilidad es usada,
dónde usarla, cuándo usarla, etcétera. Utilice breves explicaciones, recuerde los límites
de la memoria a corto plazo.
Paso 2: Escoja de 2 a 5 puntos de enseñanza y acompáñelos con palabras y
frases clave.
El siguiente paso para planificar una explicación y una demostración consiste en
seleccionar de 2 a 5 puntos para enfatizar. Luego, escoja palabras o frases clave. Son
útiles para resaltar puntos de aprendizaje. Asegúrese de que las palabras o frases
escogidas sean cortas y descriptivas. Finalmente ensaye las demostraciones y use las
palabras o frases clave hasta que las conozcan bien, no use muchas a la vez (esto
sobrecargará al participante).
Nota: Si los participantes son inexpertos pueden tener problemas de aprendizaje, escoja solamente dos
puntos de aprendizaje y muéstrelos de la manera más simple que le sea posible.
Paso 3: Decida si alguna herramienta auxiliar de enseñanza ayudaría.
Consiste en planificar una explicación y una demostración, es decir, si alguna
herramienta auxiliar de enseñanza ayudaría. Por ejemplo, una tabla, un diagrama, una
película o videos. Use estos materiales sólo si pueden agregar algo importante a la
demostración y ensáyelos hasta que se sienta seguro.
Si es posible pegue una lista de estas herramientas auxiliares de enseñanza donde los
alumnos puedan verla. Por ejemplo: en la pared, en el pizarrón, en el área de vestidores
etcétera. De este modo, los participantes pueden consultar estas herramientas,
después de que la habilidad ha sido enseñada durante el entrenamiento y usarlas para
recordar detalles de la demostración.
Paso 4: Escoja la manera efectiva de acomodar a los participantes durante las
instrucciones teóricas.
Cuando usted elija una formación, tome en cuenta el número de estudiantes
presentes y escoja una manera de acomodarlos que les permita ver y oír claramente a
cada uno.
Las formaciones básicas son las líneas, líneas dobles, semicírculos y cuadrados
abiertos.
Paso 5: Decida lo que sus participantes deben ver y desde donde.
Decida qué ejercicio mostrar a los participantes y desde dónde. Repita la demostración
varias veces para que todos los participantes la puedan ver desde los mejores ángulos
y rote 90 o 180 grados cada vez que usted realice la demostración.
La demostración y la explicación combinadas deben durar tres minutos cuando mucho,
60 a 70 segundos comúnmente se considera suficiente.
Las explicaciones y demostraciones deben ser:
Breves.
Simples.
Interesantes.
Vistas y oídas por todos.
Paso 6: Decida quién demostrará la habilidad.
El desempeño perfecto no es el punto, la clave está en escoger algún participante que
desempeñe la habilidad correctamente al nivel de los demás.
Los entrenadores frecuentemente demuestran las habilidades ellos mismos y entonces
piden que un participante lo intente bajo su asesoría. En el caso de una demostración
simple, es una buena idea pedir que los participantes demuestren una gama de
habilidades, la mayoría de la gente se identifica con alguien con desempeño promedio y
aprende mejor de él. Los principiantes a veces se encuentran viendo a los mejores
ejecutantes y se desaniman.
La mayoría de los participantes enfocan la intervención en la demostración de
habilidades como un premio, pero algunos son bastante tímidos al realizar las
habilidades enfrente de sus compañeros; así que asegúrese de respetar los
sentimientos de estos individuos.
Paso 7: Pregunte a los participantes si tienen alguna duda.
Para asegurarse que comprenden:
Pida que hagan preguntas.
Responda las preguntas con respeto, aún si han sido resueltas durante las
demostraciones.
Pregunte y respóndase usted mismo si es que los participantes son tímidos en un
inicio.
Verifique si lo que usted describe es lo que los participantes "ven" en sus mentes.
Eslabón 3: Planificar la manera en que los participantes practicarán la habilidad.
El eslabón tres de la cadena de la enseñanza es organizar a los participantes a
practicar una habilidad que se ha demostrado. La planificación consta de un
proceso de cinco pasos:
Paso 1: Concientizar lo más relevante del ambiente del entrenamiento.
Contestar preguntas como las siguientes le ayudarán a concientizar las condiciones del
ambiente del entrenamiento:
¿Cuántos jugadores hay?
¿Qué área hay para trabajar?
¿Qué cantidad de equipo fijo (Homes, montículos, tees, mallas protectoras,
etcétera), está disponible?
¿Qué cantidad de equipo pequeño (pelotas, bats, manoplas, etcétera) está
disponible?
¿Qué peligros especiales (pisos mojados o vidrios), existen en el área de trabajo?
Paso 2: Aumentar al máximo la actividad.
Una de las metas principales en la planificación es utilizar el tiempo y espacio
disponible tanto como sea posible. Planifique el entrenamiento para minimizar el tiempo
de espera y aumentar al máximo el tiempo activo.
Contestar las siguientes preguntas le ayudará en esta área:
¿Debe comenzar el entrenamiento con los participantes trabajando solos, en pares o
en grupos pequeños?
¿Necesitan los alumnos un espacio para moverse o pueden practicar en un solo
lugar? Si necesitan un espacio para moverse ¿dónde deben comenzar para que
exista una área libre suficiente?
¿Cómo debe colocar a los participantes, en parejas o en grupos por tamaño, nivel de
habilidad o agresividad, para disminuir riesgos de lesión y aumentar al máximo la
actividad?
¿Debe agrupar a los participantes o establecer turnos cuando no hay espacio o
equipo suficiente?
¿Cómo agruparlos de la manera más práctica, compacta y activa posible?
¿Cómo manejar o evitar los peligros en el área? Por ejemplo, ¿qué colocación de los
participantes o qué tipo de movimientos reducen o eliminan el peligro?
Paso 3: Integrar a los aprendices rápidamente a la actividad.
Cuando sea posible, haga formaciones en la demostración similares a las empleadas
en la ejecución, ahorra tiempo cuando la demostración finaliza; además:
Asigne a los participantes en grupos específicos (por ejemplo, catchers, pitchers,
jugadores de cuadro, jardineros, etc.), si piensa trabajar por estaciones.
Mantenga la atención de los participantes en la transición de la demostración al
comienzo de la ejecución.
Dé instrucciones simples y claras.
Planifique un método eficiente y simple para distribuir y recoger el equipo.
Paso 4: Emplear instrucciones claras y precisas.
Tan pronto como los participantes estén listos, explique claramente lo que ellos harán.
Utilice las frases o palabras clave simples y repita una o dos palabras en momentos
apropiados durante y después de la demostración.
Indique cualquier precaución de seguridad especial y asegúrese de que los
participantes escuchen y comprendan sus instrucciones.
En general, busque indicaciones o señales del nivel de comprensión de los
participantes que respondan apropiadamente a inquietudes o confusiones.
Paso 5: Revisar primero los patrones de actividad y después la técnica.
Cuando los entrenamientos comiencen, usted debe enfocarse en los patrones de
actividad. Por ejemplo, ¿se separan los grupos lo suficiente para que tengan lugar?
¿Los participantes corren lo suficientemente lejos y regresan a donde usted les indicó?,
¿observan las precauciones de seguridad? Si una acción necesita atención, corríjalos
mientras trabajan.
Una vez bien establecidos los patrones de actividad, verifique la técnica de los
participantes. Permanezca quieto o muévase alrededor de ellos para que usted pueda
ver o repasar al grupo entero. Si todo está saliendo bien, deje a los participantes
continuar y confirme claramente los puntos correctos "Muy bien, estás corriendo fuerte",
"Sí, mantén tus ojos hacia donde vas", etcétera. Recuerde enfatizar a los participantes
lo que hacen bien y no lo que hacen mal.
Muévase alrededor de ellos y vea a todos los participantes hasta que esté seguro de
cuáles puntos importantes realizan correctamente y cuáles realizan incorrectamente.
Usted está listo ahora para dar a los participantes alguna retroalimentación importante.
Eslabón 4: Proveer retroalimentación durante el entrenamiento.
En el deporte, la retroalimentación es la información que los aprendices reciben sobre
su desempeño. El propósito de tal información es comparar el desempeño presente con
el deseado, los aprendices deben tener esta información si ellos quieren mejorar sus
habilidades.
Para dar una retroalimentación efectiva, necesita llegar a ser un observador agudo de
las habilidades. Prepararse cuidadosamente le ayudará a que dé una retroalimentación
efectiva, siguiendo los consejos de la página siguiente.
La preparación asociada con la retroalimentación presume un conocimiento básico del
deporte o actividad y tiene cuatro pasos:
Paso 1 - Observar a los participantes cuidadosamente. Mantenga los puntos
de enseñanza de la habilidad en mente, busque lo que ellos hacen
correctamente y determine los errores importantes que son más comunes.
Paso 2 - Poner las observaciones en palabras. Antes de que hable, piense en
una manera simple y clara para hacer que sus puntos y acciones ilustren
estas observaciones. Realice ensayos diciendo lo que los participantes hacen
correctamente y dé direcciones claras para mejorar los errores comunes. Las
frases clave que usted desarrolló antes le pueden ayudar.
Paso 3 - Hablar con los participantes. Detenga al grupo y consiga la atención
de cada uno de ellos antes de comenzar. Los comentarios positivos que usted
haga sobre el esfuerzo, atención y el desempeño deben ser ciertos, de otra
manera, perderá la credibilidad y el respeto de los participantes. Después de
elaborar los comentarios positivos y de dar las indicaciones constructivas para
corregir algunos errores comunes, haga que los participantes comiencen a
practicar nuevamente.
Paso 4 - Enfóquese a los individuos. Como el grupo progresa y la mayoría de
los errores comunes se van eliminando, comience a concentrarse en errores y
correcciones individuales (simplemente modifique los pasos 1, 2, y 3 del
desempeño grupal y cámbielo por el desempeño individual).
Es importante tratar de incrementar la cantidad de la retroalimentación positiva que da a
los participantes a lo largo de la temporada y estar seguro de que cada participante
obtiene una retroalimentación efectiva durante cada jornada de sesión.
Tipos de Retroalimentación
Evaluativa - comentario que comunica un juicio acerca del desempeño.
General - un comentario evaluativo que no incluye información sobre el juicio acerca
del desempeño (Por ejemplo, “¡Bien hecho! ")
Específica -un comentario evaluativo que incluye información sobre el juicio acerca del
desempeño (Por ejemplo, “¡Bien hecho, Mary! ¡Utilizas bien el codo y la muñeca! ")
Informativa - comentario con las indicaciones para mejorar en el próximo desempeño.
Eslabón 5: Use la voz y el movimiento corporal para obtener mejores resultados.
La manera en que usted enseña es tan importante cómo lo que dice. Aquí hay algunas
directrices sobre cómo usar su voz y movimiento corporal para obtener mejores
resultados.
Trate de hablar claramente y al grupo entero. ¿Pueden oírle todos los
participantes? Pregunte en caso de no saberlo con certeza.
Demuestre primero, luego explique. En otras palabras mostrar y relatar.
Observe las reacciones y caras de los participantes para saber si comprenden o
no.
Sea paciente si los aprendices se llegan a confundir. Intente explicar el punto
nuevamente, pero emplee un lenguaje más simple o más descriptivo.
Emplee un lenguaje comprensible.
Hable sólo ligeramente más fuerte de lo que usted habla normalmente; muchos
entrenadores pueden acallar grupos al disminuir el tono de su voz, forzando a los
participantes a poner mucha atención para oír.
Utilice cambios o inflexiones en el uso del tono de su voz para transmitir diversos
estados de ánimo (enérgico, serio, preocupado, etcétera) El entusiasmo es
contagioso.
Manténgase de pie y muévase por un propósito (su postura y movimientos son
parte de su mensaje).
Muévase en dirección a todo el grupo para que todos los participantes sientan que
usted está algún tiempo en su área.
3.5 PRÁCTICAS*
Es muy importante que los participantes empleen mucho tiempo en practicar las
habilidades físicas y psicológicas. En particular:
Los participantes necesitan emplear tiempo en ejercicios significativos de la
habilidad.
Necesitan muchas oportunidades para practicar y mejorar.
Deben perder poco tiempo esperando.
Deben desempeñar tareas o ejercicios de dificultad apropiada.
Deben experimentar retos y no frustraciones.
Deben estar involucrados en el aprendizaje (pensar, utilizar la instrucción y
retroalimentación) para mejorar.
La sesión mental (imaginación o visualización) es esencial para el desempeño
eficiente, los participantes deben saber lo que están tratando de hacer.
Usted debe de pasar el menor tiempo posible enseñando u organizando.
El desarrollo de habilidades en el deporte puede describirse progresivamente mediante
las siguientes etapas:
De percepción: movimientos en los que los participantes se concientizan y
comprenden las posiciones fundamentales, actividades y los patrones de su deporte.
De patrones: movimientos donde los participantes ejecutan los componentes de éstos
en el orden correcto, pero usualmente de una manera torpe y desincronizada.
De adaptación: movimientos en los cuales los participantes modifican aquellos
seleccionados para desempeñarlos bajo diferentes condiciones y lugares.
De refinamiento: movimientos eficientes y suaves que son consistentes en condiciones
más complejas.
De variación: movimientos en los cuales los participantes inventan una respuesta
personal a una situación de competencia. En este nivel, los movimientos se limitan a
dar diferentes variantes a movimientos específicos ya determinados, como resultado de
situaciones fortuitas.
De improvisación: movimientos en los cuales los participantes inventan respuestas de
acuerdo al impulso del momento.
De composición: movimientos con interpretación personal o combinación personal
dentro de un patrón motriz único. Los movimientos de composición son el último avance
en el deporte.
Practicar bajo condiciones de entrenamiento es imperfecto, practicar bajo condiciones
de competencia es lo que los entrenadores deberían de planear.
Practicas de habilidades psicológicas: imaginación.
La imaginación es una habilidad psicológica en la que imágenes mentales vividas se
crean o recrean en el cerebro. El cerebro no puede distinguir entre el desempeño real
de una habilidad deportiva y una imaginación vivida de la misma habilidad. Los
participantes pueden utilizar la imaginación (también llamada visualización) para
aprender una habilidad nueva.
Siempre recuerde que la capacidad de crear imágenes mentales es una habilidad
aprendida y que todos los participantes pueden aprender a crear imágenes mentales
para mejorar su desempeño. Además, al practicar estas habilidades frecuentemente, los participantes pueden aprender a crear imágenes más detalladas y tal detalle ayuda
a mejorar el desempeño aún más.
3.6 CONCLUSIONES
Como entrenador, usted DEBE saber observar las habilidades bien (de otra manera no
podrá proveer a los participantes del conocimiento que necesitan para desarrollar
completamente sus habilidades). En este capítulo, se le han proporcionado algunos
puntos importantes acerca de la manera correcta de observar habilidades. El proceso
completo puede parecer difícil y frustrante al principio, pero es como cualquier otra
habilidad (usted mejorará con la práctica). Así que ejercite sus habilidades tanto como
pueda. Y usted y sus participantes se verán beneficiados.
El proceso integral para analizar habilidades, tiene tres pasos distintos:
1. Descubrir la manera en que los participantes desempeñan actualmente las
habilidades físicas.
2. Determinar cómo pudieran llegar a desempeñar esas habilidades.
3. Usar este conocimiento para detectar y corregir los errores en el desempeño y
ayudar a los participantes a mejorar sus habilidades.
Observar las habilidades tiene 2 etapas:
1.- Etapa de preobservación
2.- Etapa de observación
La etapa de preobservación tiene 4 pasos:
1. Identificar el propósito de la habilidad.
2. Dividir la habilidad en fases.
3. Identificar los elementos clave en cada fase.
4. Desarrollar un plan de observación.
Para desarrollar sus habilidades al máximo, los participantes en el deporte tienen la
necesidad de ser parte de un ambiente sustentador y positivo. Usted puede contribuir
para crear y mantener tal ambiente comprendiendo los tres factores generales que
conducen al desarrollo de habilidades. Estos factores son el aprendizaje, la enseñanza
y el entrenamiento. La capacitación en los tres y las conexiones entre ellos son muy
importantes para cada entrenador.
El desarrollo de habilidades es un proceso interactivo entre el profesor y el aprendiz.
Los participantes pueden desarrollar totalmente su habilidad sólo si usted:
Comprende el proceso de aprendizaje.
Enseña efectivamente
Provee de ejercicios y habilidades apropiadas para que los
participantes practiquen en los entrenamientos.
En el caso de habilidades deportivas, el aprendizaje tiene cuatro pasos:
1. Reunir información de o sobre una habilidad o movimiento.
2. Decidir cómo desempeñar una habilidad o movimiento.
3. Desempeñar una habilidad o movimiento.
4. Evaluar el desempeño de la habilidad o movimiento.
Existen limitaciones en cada uno de estos pasos del proceso de aprendizaje,
limitaciones que usted necesita conocer y comprender. Por ejemplo, la capacidad de los aprendices para reunir información es afectada por la selectividad de la atención y las
limitaciones de memoria a corto plazo.
La enseñanza de habilidades puede verse como una cadena de sucesos. Se
consideran cinco eslabones en esta cadena:
Eslabón 1: Elección de la habilidad que va a enseñar.
Eslabón 2: Planificación de la explicación y demostración.
Eslabón 3: Planificación de la manera en que los participantes practican la habilidad.
Eslabón 4: Provisión de la retroalimentación durante el entrenamiento.
Eslabón 5: Uso de voz y cuerpo para un buen efecto.
3.7 SUGERENCIAS DIDÁCTICAS
I.- Dividir el grupo en siete equipos y dar a cada uno alguno de los puntos que le sirvan
para desarrollar una estrategia de reconocimiento apropiado.
Cada equipo deberá discutir y analizar el punto que le haya tocado y después
explicarlo en plenaria.
II.- Solicitar a 3 entrenadores que pidan a los demás realizar ejercicios que se ajusten
a los patrones de movimiento, que éstos sean capaces de hacer y producir las
reacciones necesarias en una actividad determinada.
Cada uno de los entrenadores elegidos deberá determinar si un ejercicio concuerda con
el nivel individual de habilidad del participante, necesita conocer dos patrones de
movimiento:
La progresión de movimiento que el participante es capaz de hacer.
La progresión de movimiento que requiere el ejercicio.
III.- Dado que la visualización o imaginación es una habilidad psicológica que ayuda al
aprendizaje y que los participantes deben ejercitar la visualización antes, durante y
después de cada entrenamiento. El conductor hará un ejercicio de visualización:
Recuerde que la retroalimentación debe decir más a los participantes acerca de su
desempeño que de los resultados ya obtenidos.
Dirija la retroalimentación al comportamiento cambiable. No tiene sentido tratar de
conseguir que los participantes alcancen o salten más alto si su movilidad o la
altura no lo permite.
Asegúrese de que la retroalimentación sea específica y que contenga información
precisa sobre lo que deben tratar de hacer los participantes; en contraste, la
retroalimentación general es vaga y menos efectiva, por ejemplo:
La retroalimentación general sobre el agarre de la pelota al lanzarla: "No
ahogues la pelota. "
La retroalimentación específica: "Cuando ahogas la pelota, pierdes velocidad,
trata de agarrar la pelota dejando un espacio entre esta y la palma de tu mano."
La retroalimentación general en el bateo: " No te precipites. "
La retroalimentación específica: "Parece que atacas la pelota antes de tiempo,
intenta mantener el peso de tu cuerpo sobre tu pierna trasera y concéntrate en
ver la pelota."
Sea constructivo. Emplee la retroalimentación constructiva para reforzar el
comportamiento positivo y haga sugerencias para el mejoramiento.
Proporcione retroalimentación inmediata. Transmita la retroalimentación tan pronto
como sea posible después de la ejecución, mientras los participantes todavía
mantienen la sensación. Tal retroalimentación es oportuna y ayuda a los
participantes al aprendizaje.
Asegúrese de que los participantes comprenden su retroalimentación. Verifique la
interpretación de los participantes de lo que usted dijo. Por ejemplo, pida a los
participantes le digan qué piensan que usted les dijo. Si entendieron bien, refuerce
el mensaje "Sí, exactamente eso". Pero si ellos entendieron mal, aclare su
mensaje "Eso no es exactamente lo que quise decir".
Proporcione la retroalimentación de acuerdo a la etapa de desarrollo de los
participantes. Los ejecutantes menos diestros simplemente no usan la
retroalimentación tan efectivamente como aquellos más experimentados o más
diestros. Así que tenga mayor cuidado manteniendo las cosas tan simples como
sea posible con los participantes más jóvenes o menos diestros.
 
Publicidad
 
TU OPINION CUENTA
 
Mandanos un E-Mail atraves de nuestro contacto y dinos que foto te gusto mas, que añadirias a estas paginas y que ideas darias para la futura seccion de "CONSEJOS DE BEISBOL"
 
TIENES UN FORO DONDE PUEDES DEBATIR
LOS CONSEJOS QUE METEMOS, QUE ESTA PASANDO
EN NUSTRAS LIGAS QUE CAMBIARIAS DE NUETRO BEISBOL........

¡APUNTATE!
 
 
 
VISITAS 104548 visitantes (219240 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=